Usuario: Contraseña:
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más Información.

Autor Tema: La primera tableta con Honeycomb  (Leído 758 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado davidson444

  • Moderador Global
  • Trade Count: (0)
  • *****
  • Mensajes: 2559
  • Colaboraciones +111/-1
  • Sexo: Masculino
  • blanco y en botella.......
La primera tableta con Honeycomb
« en: 11 de Mayo de 2011, 01:05:01 am »
  • Publish
  • La primera tableta con Honeycomb Iconia, de Acer, llega a España con el nuevo sistema operativo de Google  Hace poco un analista norteamericano prometió que no analizaría las tabletas que se incluyan en las bolsas de patatas o se regalen con un bonobús mensual o una entrada de cine. Una forma de decir que llueven tabletas por todas partes, casi más que móviles. Sin embargo, esta es distinta, esta tiene que ser distinta. Se llama Iconia y es de Acer, empresa cuya estrategia con los móviles le costó recientemente la cabeza al director general, Gianfranco Lanci.
    Iconia es diferente porque es la primera que se vende en España con el sistema operativo Android 3.0, u Honeycomb, un sistema pensado por y para las tabletas, no para los móviles. Habrá que ver sus resultados.
    Lo lógico hubiera sido que Motorola aprovechase el privilegio de estrenar el sistema operativo de Google pensado especialmente para tabletas como Xoom, su gran apuesta para 2011; sin embargo, en España no se vende, y en el resto del mundo parece que tampoco mucho. Tanto las tabletas de Samsung que hay en el mercado como las de Archos o ZTE llevan Android 2.2, un programa avanzado pero nacido para los teléfonos, no para ordenadores.
    Acer se ha adelantado con este aparato de gran potencia gráfica y fluidez en la gestión de aplicaciones. El tamaño de pantalla de 10 pulgadas va camino de convertirse en el tamaño estándar. Este modelo, además, presenta un colorido vivo y brillante. La parte posterior está hecha de aluminio pulido. Lleva una cámara frontal de dos megapíxeles, pensada para hacer videoconferencia, y otra posterior de cinco que graba vídeo en alta definición.
    El fabricante no se ha resistido a incluir algunas modificaciones en la interfaz. Así, cuenta con accesos directos a servicios de noticias, meteorología y una zona de lectura y juegos pensada para este tamaño de pantalla, aunque, eso sí, no es tan intuitivo o sencillo de usar como un iPad.
    La tableta de Acer responde rápido, pero hay que dedicarle unos 10 minutos hasta entender cómo configurarlo y añadir programas de la tienda de aplicaciones de Android Market, muy nutrida para el móvil (más de 220.000), pero pocas para pantalla grande.
    Está especialmente bien resuelta la aplicación de correo, sobre todo con Gmail, y la de YouTube, con paso a pantalla completa y posibilidad de compartir con facilidad.
    El procesador de la firma Nvidia, de doble núcleo, facilita el salto de un programa a otro sin apenas espera. Su potencia destaca especialmente en los juegos de gran exigencia gráfica. Trae de serie tres juegos y un acceso directo para la descarga de otros recomendados por el fabricante de chips.
    A pesar de todo este despliegue técnico, la tableta tiene dos puntos flacos. Por un lado el diseño, especialmente la ranura de expansión de memoria, con una cubierta endeble que al desplegarse deja un plástico gris a la vista, colgando. A través de la misma se pueden introducir tarjetas MicroSD de hasta 32 gigas de memoria para ampliar los 16 o 32 gigas que trae de serie.
    El otro factor mejorable es el peso, 760 gramos (160 más que el iPad 2), que tras un uso intensivo puede provocar cierto malestar en las muñecas. Sobre todo si se juega.
    Aparte de la posibilidad de conectar accesorios por Bluetooth, cuenta con una entrada por USB, como las de los ordenadores, compatible con todo tipo de accesorios: teclados, lectores de tarjetas, duplicador de puertos, lámpara de lectura...
    Como ya viene siendo habitual, Iconia llega con su propia línea de complementos: funda oficial (39 euros), estación de carga (69) y un adaptador de corriente, por si se pierde el que viene de serie, por 35 euros. Aunque cuenta con conexión MicroUSB, solo sirve para transferencia de datos, no carga a través de la misma. Hay que ir con el adaptador a cuestas a pesar de una autonomía de casi siete horas de uso intensivo, mucho comparado con un ordenador portátil, pero tres horas menos que el iPad 2.
    El precio oscila entre 449 euros si solo tiene conexión wifi (50 euros más barata que la tableta de Apple) y llega a 549 si incorpora 3G.
    Tanto Sony como Samsung prometen, para antes de que termine el año, nuevas versiones con Honeycomb. Con las venideras y las actuales en rodaje, entonces habrá ya un abanico mayor de comparaciones con la tableta líder en la actualidad -y, por lo que parece, en el futuro próximo-: la iPad 2 de Apple.
     
    FUENTE

     

    Dumpper All V.x.x

    DUMPPER WPS PENTESTING

    Facebook Comments